Pages Menu
Categories Menu

Posted in Espanol | 0 comments

Cómo Empezó BCR

Cómo Empezó BCR

por Carole Baskin

Big Cat Rescue no comenzó como lo que se ha convertido hoy en día. Mis creencias, y el santuario que los refleja, evolucionaron con el tiempo. Involucro lecciones que vinieron y hoy las veo como terribles errores y a veces me siento mal de que haya pasado tanto tiempo para darme cuenta. Pero me siento muy orgullosa de lo que hemos llegado a ser y estamos logrando, y siento una gran emoción por lo que creo que vamos a lograr en el futuro.

fur farm bobcat raineyComo se detalla en Cómo Empezamos, el santuario comenzó cuando la búsqueda de comprar un gatito lince mascota nos trajo, sin saberlo, a una ” granja de pieles “, que vendía unos cuantos felinos como mascotas, pero primariamente los criaban para convertirlos en abrigos de pieles. Compramos todos los 56 gatitos para salvarlos de ser sacrificados.

Para aprender a cuidar de los felinos tuvimos que acudir a aquellos que si sabían cómo hacerlo, como criadores y propietarios de felinos exóticos. Bajo esta influencia, en un principio creímos lo que seguimos escuchando hasta ahora de los criaderos y dueños como por ejemplo que estos felinos deberían ser propiedad privada para “preservar la especie”, que son buenas mascotas si se crían y enseñan bien y que están a salvo si uno sabe cómo cuidarlos. Nuestra propia experiencia hasta entonces con Windsong, mi lince mascota original, no había entrado en conflicto con estas nociones a pesar del mayor esfuerzo que requiere más que un felino doméstico. Pero ella no había alcanzado la madurez en ese punto.

Creyendo que los felinos eran animales adecuados como mascotas, nuestro plan era vender y regalar los mas que podamos y esperar a que lleguen a buenos hogares. No había ningún ” beneficio ” que se tenía, pero las ganancias de las ventas ayudaron a contrarrestar algunos de los miles que habíamos invertido en la compra y ahora en el cuidado de los felinos.

Los próximos cuatro años fueron una época de enorme cuidado para los felinos, conocer sus necesidades, aprender sobre el mundo de estas mascotas exóticas y su crianza, trato y la tenencia de mascotas, aprender acerca de las cuestiones que los felinos se enfrentan en la naturaleza, y un cambio evolutivo gradual pero espectacular en mi forma de pensar y las creencias. El cambio se produjo mientras nuestra experiencia crecía. Estos años también se convirtieron en un momento de desafío personal ya que mi esposo, Don, mostró signos de deterioro mental, posiblemente relacionados con el daño cerebral que sufrió en un accidente de avión hace unos años atrás.

Mientras atendíamos a subastas de animales, observamos que muchos de los ofertantes eran taxidermistas. Ellos ofrecían dinero por animales de bajo costo. Normalmente, estos eran los que estaban en la peor condición. Luego los iban a llevar al estacionamiento y aniquilarnos antes de llevarlos a casa. Así que empezamos a ofertar para salvar a estos felinos de este trágico destino. Por lo general, los felinos estaban en malas condiciones. Los cuidábamos y los traíamos nuevamente a la vida con buena salud y después los ofrecíamos a compradores que sentíamos que podrían darles un buen hogar.

Otros felinos se compraron para sacarlos de las malas condiciones o salvarlos de una muerte segura. Por ejemplo, vimos por primera vez a Sarabi la leona, era un cachorro de cinco semanas de edad en una subasta donde los propietarios estaban, obviamente, alimentándole con leche cuajada y ella estaba luchando por escupirla. No podíamos soportar ver eso y la compramos.

Luego, durante estos años nos dimos cuenta cada vez más que los felinos que habíamos pensado, estaban en buenos hogares, no estaban “funcionando”. Nos llamaban y nos pedían si podían devolverlos. Con algunas excepciones lo hicimos, porque no queríamos ni imaginar las otras alternativas Después en una subasta, vi un lince, el cual reconocí ya que cuando era más pequeño yo lo cuide y mantuve vivo hasta que lo vendimos como mascota. Estaba delgado, asustado y claramente me reconoció.

Poco a poco estas experiencias se multiplicaron durante estos años, se hizo cada vez más evidente que muchos de los felinos en las subastas fueron realmente mascotas abandonadas. La gente los compra como pequeños gatitos y son razonablemente manipulados hasta que tienen unos cuantos años, después se vuelven problemáticos. O a veces la gente los compra sin darse cuenta todo el trabajo que implica y simplemente los abandonan antes de que maduren.

Empecé a leer y escuchar acerca de ” las altas tasas de mortalidad ” para los animales domésticos exóticos, especialmente en su primer año. Esto es coherente con las muchas llamadas que recibí de la gente que los gatitos se estaban muriendo. Mucho de esto sucede muy temprano en sus vidas. Con el fin de conseguir un felino se “vincule” con una persona, los gatitos suelen ser apartados de las madres poco después de nacer. La persona se convierte en la madre, pero sin los instintos o preparación. Cuando recibimos gatitos huérfanos de la naturaleza hoy en día, como Faith, un lince de la Florida , y Aries, Artemis y Orión, los cachorros del puma de Idaho cuya madre fue abatido por un cazador, el momento más espantoso y más arriesgado es esas primeras semanas , incluso para aquellos como nosotros que tenemos una amplia experiencia con los felinos. Y estos felinos huérfanos de la naturaleza, al menos, tenían la ventaja de unas pocas semanas de la leche y el cuidado de su madre. Una causa frecuente de muerte es la falta de conocimiento sobre la manera correcta de darles de comer y alimentarlos con una botella. Los felinos pueden morir de aspiración (ahogamiento) del fluido, o con cantidades más pequeñas lo suficiente para contraer una neumonía fatal.

Como aprendí de primera mano lo difícil y caro que era dar a estos felinos lo que yo veía como una buena casa, y vi cuántos terminaron en malas circunstancias o fueron abandonadas, llegué a sentir que las personas deben ser disuadidas de conseguirlas como mascotas. En 1994 escribí un libro de 100 páginas, y en 1995 hice un video casero, sobre el cuidado de los felinos y de lo que representaba tenerlas como mascotas. Sentí que la gente que quería a estos felinos como animales de compañía no eran propensos a leer o ver algo que tratara de convencerlos de no hacerlo. Pero si pudieran ver la cantidad de trabajo que representa, esto los desalentaría, y generalmente esta es la gente que abandona a los felinos, así que sería mejor que no los adquieran desde un principio y por lo menos dar a los felinos exóticos que fueron comprados como mascotas una oportunidad de ser tratados de una manera que les permita sobrevivir. Hasta hoy mantenemos los capítulos del libro en nuestro sitio web por la misma razón.

Además de comprar los felinos, también comenzamos a criarlos bajo la idea equivocada de que esta era una manera de “preservar la especie”. Algunos de nuestros felinos fueron comprados con esto en mente, aunque invariablemente también les estábamos dando un mejor hogar del que podrían haber tenido si es que no los adquiríamos. No había entonces descubierto lo que parece tan obvio para mí hoy en día, que la cría enjaulada de un animal que estaba destinado a vagar libremente era intrínsecamente cruel, y que la mayoría de las “casas” donde estos animales terminarían eran de condiciones inadecuadas . Creemos que estos felinos no deben ser mascotas.

Alrededor de una docena de los felinos que cuidamos hoy en dia, nacieron en el santuario en aquellos primeros años. Algunos fueron entregados a dueños de mascotas, y luego los regresaron o abandonaron. Algunos nunca se fueron. Nos hemos, a veces, referido a ellos como “mascotas de intercambio” o “antiguas mascotas” porque nosotros estábamos, en ese momento, como parte de ese intercambio de mascotas. Ya sea que hayan nacido aquí o no, el punto de la historia es el mismo. Ellos no son buenas mascotas, y no deben ser criados para ser mascotas.

Mientras tanto, la noticia se extendió rápidamente que estábamos proporcionando un hogar para felinos exóticos, y empezamos a recibir llamadas que nos pedían que nos hagamos cargo de felinos que la gente no quería, y así lo hicimos. Felinos vinieron porque los dueños dijeron que no podían criarlos (pumas Shadow y Sugar), o los propietarios se enfermaron (China Doll la tigresa ), o los propietarios se divorciaron (pumas Cody y Missouri) , o que habían sido utilizados para la realización de actos y ya no los querían (Shaquille el leopardo negro) o que el felino estaba interfiriendo con su vida social (Squeaker el puma ), o que se mudaban (Banshee del lince), o que el felino atacó a su hijo (Ty el serval ), o que la propietarios fueron a la cárcel (Nikita la leona), o porque nos dijeron que simplemente ya no los querían (Lola el leopardo negro). Y sabíamos que si no los acogíamos, lo más probable era que acaben destruidos o vendidos en las subastas o para los expositores.

Cuando llegué a la conclusión de que los felinos exóticos no deben ser mascotas ni criados para una vida en cautiverio, yo también estaba atravesando un momento duro con el estado mental de mi esposo el cual se estaba deteriorando. Esto afectó el santuario porque él amaba la presencia de los felinos. Mientras que yo había llegado a sentir fuertemente que la crianza estaba mal, también estaba dedicada a mi esposo. Sabía que él no iba a ceder en esto y yo no estaba dispuesta a arruinar nuestro matrimonio a causa de esto. Yo cuide a los felinos como podía pero no podía convencer a mi esposo sobre interrumpir esta actividad.

Yo nunca había oído hablar de la enfermedad de Alzheimer, pero uno de los voluntarios que había tenido una experiencia similar en su familia, me dijo que Don mostraba un comportamiento indicativo de dicha enfermedad. Hice una cita para que sea atendido por un especialista, pero una semana antes de la cita, una mañana el salió de casa y nunca regresó.

Entonces comenzó un periodo muy difícil para mí que creo que solo lo sobreviví gracias a mi fe en Dios. Yo estaba en agonía preguntándome si el hombre al que amaba me había dejado intencionalmente, vagaba sin rumbo debido a su estado mental, o había sido víctima de un crimen, sin saber realmente que sería más doloroso. Contrate detectives para que lo busquen, y a la vez la policía hacia sus investigaciones lo cual incluía buscar evidencia y tal vez averigua si yo había tenido algo que ver en todo esto. No encontraron ninguna evidencia, pero la prensa comenzó a especular y a pensar que yo lo había asesinado. La extraña desaparición del hombre que criaba tigres incluso llamó la atención de la revista People.

Dudo que alguien que no ha vivido por lo mismo se pueda imaginar el dolor que se siente al ser acusado de matar a alguien que amas. Yo me sentía mal y disgustada y la gente en los supermercados me preguntaban: “Se los diste de comida a los tigres”?. Esta es una historia personal, no es la historia del santuario. Pero algunos de los que se oponen a nuestra actividad, tratan de pasar leyes más estrictas para proteger a los felinos y todavía usan estos viejos objetos o materiales como parte de sus ataques.

Para el santuario, la desaparición de Don significaba que iba a detener toda la crianza intencional en 1997. Pero el santuario estaba bajo una enorme presión financiera debido a que nuestros activos fueron colocados bajo la supervisión de la corte y mi capacidad para operar en el negocio de bienes raíces que financió el proyecto del santuario o el uso de activos para apoyar los felinos fue severamente restringido. Aun así, lo más rápido que pudimos castramos, esterilizamos, y construimos jaulas para separar a los felinos que podrían reproducirse. Si bien no había intenciones de reproducir en ese momento, cuatro de nuestros felinos nacieron sin intención, sobre todo a los animales que no creíamos eran capaces de criar, pero lo hicieron. Los Binturongs se pensaban que eran demasiado viejos para reproducirse y habían vivido juntos durante años sin cría cuando se descubrió que tenían una camada y concibieron otra vez antes de que nos las arreglaramos para separarlos. Dos felinos leopardo nacieron de padres que pensamos eran demasiado viejos para reproducirse, un híbrido lince fue engendrado por un híbrido que se suponía iba a ser estéril, y un serval nació de padres que simplemente no se separaron a el tiempo porque nos centramos primero en la los felinos más grandes.

También se detuvo la compra de los felinos como una forma de rescatarlos. Aparte de las dificultades financieras, me di cuenta que, por muy bien intencionados que estábamos, mediante la compra de los felinos, lo que estábamos haciendo era fomentar a los vendedores y a los criadores que creaban mucho sufrimiento. La única excepción a esta política implicó nuestros felinos pescadores en 1998. Fui llamada por un vendedor, porque tenía dos felinos pescadores que dijo estaban muriendo y me preguntó si los quería. Cuando llegué allí, me encontré con Piscis jadeando y a punto de morir. Cuando le dije que me los iba a llevar, él me dijo que tenía que comprarlos. No podía irme y dejarlos morir, por lo que a pesar de nuestras finanzas pague por ellos. Esa fue la última vez que caí en la trampa, y el último felino que compramos para salvarlo.

Desde entonces, todos los felinos que traemos al santuario son felinos encontrados, huérfanos, o renunciados por los propietarios los cuales no querían o no podían seguir al cuidado de estos animales, en el caso de los tigres de circo, fueron enviados por el mismo circo que estaban buscando una casa de retiro para sus tigres que ya terminaron su carrera. Por ejemplo, Faith, el lince cachorro de Florida, fue encontrado a las cinco semanas de edad en un estacionamiento al norte de Tampa. Ella no habría estado sola si la madre no habría muerto . Cameron y Zabu , nuestro león macho y tigresa blanca, vinieron de un zoológico de carretera cuando el marido de la pareja que operaba el circo murió y la esposa no podía mantenerlo en marcha. Los pumas cachorros Aries, Artemis y Orion vinieron de Idaho, a las cuatro semanas de edad, después de que un cazador disparó a su madre. Idaho no permite a los carnívoros ser rehabilitados y puestos en libertad y porque no son nativos de cualquier otro estado, no pueden ser puestos en libertad.

Desde esos primeros años, el santuario ha perseguido su visión de poner fin al abuso y el abandono de animales exóticos en cautiverio y la promoción de la conservación de la especie en el medio silvestre. Hacemos esto siendo un “santuario educativo” con la doble misión de (a) dar a nuestros felinos los mejores cuidados que podemos mientras (b) educamos al público sobre la difícil situación de estos animales para que algún día no haya necesidad de que exista un santuario.

Cada vez más la difícil situación de estos maravillosos animales está resonando con el público en general. Como resultado de ello, recientemente, nuestros esfuerzos, y los de otros como nosotros, han tenido un éxito creciente alentando una ley que prohíba la cría y la propiedad de mascotas exóticas. Estado tras estado han aprobado leyes que prohíben la propiedad de los grandes felinos. Ellos varían en efectividad en gran parte debido a las “excepciones” de la ley y lo que se les permite. Pero, la tendencia en la ley estatal y la opinión pública es clara. En 2012, trabajando con una coalición de otras organizaciones de protección animal, se aprobó un proyecto de ley federal que prohíbe la posesión y cría, excepto en circunstancias muy limitadas.

A medida que nos hemos convertido en una empresa líder y muy visible no sólo en apoyo de dicha legislación, sino también al ser solicitados para ayudarles a redactar los proyectos de ley , los criadores, los dueños de mascotas exóticas y expositores me han atacado. A falta de argumentos que apoyen sus creencias y actividades, que creo que se basan en el egoísmo de tener estos animales por gusto y/o lucro, ellos han gastado mucha energía atacándome personalmente y a nuestro santuario.

Ellos afirman que escondemos las actividades de nuestros primeros años, que ustedes han leído aquí, y que obviamente no lo hicimos ni lo haremos. Aunque no estamos orgullosos de que nos haya tomado tantos años ver cantidades crecientes de abuso y revertir las creencias, creo que la experiencia de estos años han sido en gran medida responsables del éxito que hemos tenido. Yo entiendo el pensamiento de los comerciantes de mascotas, porque yo fui parte de ello. Creo que somos más creíbles como una fuente de información objetiva específicamente porque venimos de un lugar en el que nuestros adversarios permanecen arraigados.

Espero sinceramente que con el tiempo su forma de pensar cambie asi como lo hecho la mía. Mientras tanto, me gustaría dar las gracias desde el fondo de mi corazón a todos los numerosos y maravillosos voluntarios y miles de generosos que nos apoyaron financieramente y “Advogatos” sin cuyo arduo trabajo , no estaríamos viendo los éxitos recientes.