Pages Menu
Categories Menu

Posted in Espanol | 0 comments

Ocelote

 

 

El Ocelote

 

NirvanainPlants

Este felino es probablemente el más conocido de los felinos de América del Sur debido a su piel, siendo el pilar del comercio de pieles, y por el hecho de que se mantiene a menudo como una mascota.

Debido al hecho de que los ocelotes son muy nerviosos, pequeños felinos cómicos impredecibles, sin colmillos, sin olor y alterados estos felinos apuntan muy bien para adecuarse a la industria de las “mascotas “. Al igual que todos los felinos exóticos, estas criaturas, machos y hembras, alterados o no , rocían una orina con mal olor en todo lo que ellos desean marcar como suyo incluyendo sus cuidadores.

En la década de 1980, los abrigos de piel de Ocelote se vendieron por $ 40,000.00 y el animal vivo como mascota se vendió por $ 800.00. En algún momento, más de 200 000 ocelotes fueron asesinados por año para convertirlos en abrigos. Hoy en día, con las leyes que prohíben la caza para el comercio de la piel, no hay abrigos de Ocelote para la venta, y la “mascota ” Ocelote es una cosa del pasado.

El Ocelote es mucho más grande que sus primos el Margay y el Oncilla, aunque lleven una semejanza llamativa. El Ocelote pesa entre 8 y 11 kilos, tiene una altura de más o menos medio metro, y alcanza longitudes de 1.20 a 1.60 metros.

Su pelaje tiende a ser más rayado que punteado, y las manchas en forma de cadenas tienen bordes negros pero también tienen un color más claro en el centro. Estas marcas recorren completamente toda la extensión del felino. El color de fondo varía de amarillo blanquecino o rojizo a gris rojizo o a gris. La parte de abajo es de color blanco, y la parte de atrás de las orejas son de color negro con una mancha amarilla en el centro.

En Big Cat Rescue, los ocelotes han vivido más de 20 años en comparación con en el medio silvestre donde solo viven entre 7 a 10 años.

El Ocelote se encuentra en muy diversos hábitats, incluyendo la selva tropical, bosque montano, arbusto grueso, semi-desiertos, pantanos costeros y riberas de los ríos, pero nunca se encuentran en campo abierto. Uno de los obstáculos hechos por el hombre para los ocelotes, que reclaman su antiguo territorio está en el sur y no cruzan la franja de tierra árida que bordea con cercas establecidas para impedir la entrada de inmigrantes ilegales.

Los ocelotes viven en el sur de Texas, y en cada país hacia el sur de los EE.UU., excepto Chile.

Después de una gestación de 79 a 85 días ellos producen una camada de 1 o 2 cachorros. Pesan aproximadamente 8,5 oz al nacer. Las hembras alcanzan la madurez alrededor del año y medio de edad y los machos alrededor de los dos años y medio. Ellos llegan a ser independientes cerca de su 1er año de edad, pero parecen ser mantenidos en su grupo natal por un año más.

Los ocelotes son solitarios y territoriales. Las hembras defienden su territorio exclusivo, que puede ser tanto como 15 kilómetros cuadrados, mientras que el territorio del macho es más grande y se superpone la de 1 o más hembras (puede ser tan grande como 56 kilómetros cuadrados). Los ocelotes se comunican mediante el uso de marcas de olor, esto es un indicador para los machos de que las hembras están listas para el apareamiento, y por las comunicaciones vocales como maullidos y aullidos.

El ocelote es un cazador terrestre y activo durante la noche (es nocturno), y la base principal de su dieta son roedores nocturnos, tales como ratones, ratas, tlacuaches y armadillos. También tomarán presas más grandes como osos hormigueros, venados, monos ardilla y tortugas terrestres. También se aprovechan de los cambios

estacionales y la abundancia de peces y cangrejos de tierra durante la estación húmeda. De vez en cuando, ellos tomarán algunas aves y algunos reptiles. Sin embargo, la mayoría de las presas de este felino pesan menos de 3 % del peso corporal del ocelote.

Los ocelotes tienen un tamaño reducido de descendientes, una de las gestaciones más largas y periodos de crecimiento de felinos pequeños y una de las tasas de mortalidad infantil más alta. Añadamos a esto la dificultad en el mantenimiento de su propia población, con la deforestación y la destrucción del su hábitat y la supervivencia de esta hermosa especie se vuelve aún más difícil.